Transparencia: la esperanza de un sistema sustentable

Tras la filtración de quiénes han hecho ‘evasión fiscal’ en Panamá, hay algo que nos apela a todos: la búsqueda de la transparencia.

Algo está claro, la transparencia es necesaria. Claro, en el sistema financiero, en las prácticas de nuestros gobernantes, pero también en nuestros negocios y sectores. Quisiera dedicar líneas enteras para decir el porqué los gobernantes y multimillonarios hacen mal al evadir impuestos, y defender por qué los bancos y otras instituciones financieras están fallando a su misión en este mundo. Pero dejaré eso para otra publicación y otro post -quizá-. Además de que mucho se está diciendo del tema. Por ahora, me enfocaré en compartir una idea más de porqué debemos defender sí o sí la transparencia: porque queremos un sistema sustentable.  Aunque esto aplica para todos los sectores e industrias, utilizaré como ejemplo la industria de la moda para explicar sólo un ejemplo de cómo la transparencia puede ayudar.

La innovación dentro de los modelos de negocios en búsuqeda de la sustentabilidad es crucial (Kant Hvass, 2015: 11; Fletcher, 2010; Fletcher, 2014). Entre muchas opciones para innovar está el estar abierto a modelos de cooperación y nuevas asociaciones  (Kant Hvass, 2015: 27; Molderez et Van Elst, 2015: 112). Pero para cualquier gran cambio necesitamos ser transparentes.

En una mesa redonda sobre Moda Sustentable y Ética que realizó The Guardian (Payton, 2013) , se discutió que las empresas sociales deben traer nuevos valores y prácticas a los negocios tales como la transparencia, ya que esto abriría el camino para identificar los negocios éticos y prácticas sustentables. Una opción para lograrlo es hacer un etiquetado más claro que muestre la sustentabilidad en materiales, prácticas, procesos y en toda la cadena del negocio. Esto ayudaría, por ejemplo, a los compradores a identificar no sólo marcas, sino rastrear el negocio completo, y así comprar mejores opciones éticas y sustentables.

Pero la transparencia va más allá. Transparencia también es estar abierto a cooperar con otras marcas y negocios, y diseñadores en el caso de la moda. Primero, porque es una forma de compartir buenas prácticas. Si las marcas comparten sus mejores prácticas, otros podrían seguirlas y así cambiar la industria de forma más fácil y rápida. Claro, hay que estar abiertos y dispuestos a compartir pero también a aceptar ser influenciados. Aunque hay quienes influyen e inspiran los cambios, la mayoría de los cambios sustentables que se hacen en las empresas es por influencia de la competencia (Molderez et Van Elst, 2015: 111-112). Una vez que se conocen estas prácticas, los gobiernos y otras instituciones podrían reconocer estos nuevos modelos sustentables y así apoyar nuevas formas para que otros negocios lo encuentren atractivos y los adapten (Morgan, 2015: 91).

En fin, esta es sólo una pequeña parte. Sólo una idea. Pero algo que podemos empezar a hacer desde ya. Estar abiertos a compartir y a recibir nuevos modelos y prácticas en búsqueda de un sistema sustentable [para todos]. Esto aplica en la moda, en los bancos, en los gobiernos, en nuestras casas. Así que si queremos un mundo sustentable es tiempo de ser transparentes; quizá una filtración de nombres en un banco es un buen momento para empezar a cambar el modelo y así el sistema entero.

Nos leemos, nos leemos pronto.

Referencias:

Fletcher, K. (2010). “Slow Fashion: An Invitation for Systems Change”. Fashion Practice. 2:2. 259-265

Fletcher, K. (2014) Sustainable Fashion and Textiles. Design Journeys. (2nd edition). Oxon: Routledge.

Kant Hvass, K. (2015). “Business Model Innovation through Second Hand Retailing.A Fashion Retailing”. The Journal of Corporate Citizenship. 2015 (57). Pp. 11-32

Molderez, I. et Van Elst, B. (2015). “Barriers towards a systematic change in the clothing industry. How sustainable fashion enterprises influence their sector?”. The Journal of Corporate Citizenship. 2015 (15). Pp. 100-114

Morgan, E. (2015). “’Plan A’ Analysing Business Model Innovation for Sustainable Consumption in Mass-Market Clothes Retailing”.  The Journal of Corporate Citizenship. 2015 (57). Pp. 73-98

Payton, J. (2013). “A sustainable model fashion”. The Guardian. Available at http://www.theguardian.com/sustainable-business/sustainable-model-for-fashion. [Last accessed on April 12, 2016]

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s