La belleza de estar abiertos a otras perspectivas

Lo que más necesitamos ahora: un diálogo a través de lo diferente.

Como buen fan de la ópera no pude resistirme a la oportunidad de ir a ver la Compañía de Ópera de Beijing. Fue una experiencia extraoridnaria.

 

Estamos tan acostumbrados a interpretar y entender el mundo a través del mismo espejo que de vez en cuando necesitamos abrir nuestros ojos y ver las cosas diferente. El idioma era-evidentemente- diferente, la puesta en escena era diferente, las actuaciones eran diferentes. Una experiencia completamente nueva. Me impresionó la manera en que usan sus mangas largas, la manera en que cantaban, la manera en que se movían con y a través de la música, y claro- lo que más quería ver- me impresionó la manera en que unen los bailes chinos con sus actuaciones atléticas en el escenario. Todo esto junto me ayudó a conceptualizar que estamos tan acostumbrados a nuestra cultura y contexto que a veces olvidamos que hay muchas formas diferentes a la nuestra de ver el mundo. Y al final en todas hay belleza, arte, expresión humana y una extraordinaria experiencia. Abrir nuestros ojos y vidas a esto sin duda pueda asombrar nuestro mundo.

IMG_5656

Koestler Trust, con la ayuda de otras organizaciones, realiza una exhibición de arte cada año. No es arte cualquiera el que exponen. Éste es arte realizado por prisioneros, pacientes de hospitales especiales, y otros detenidos casi siempre por cuestiones de migración. Esculturas, pinturas, manualidades y hasta poemas, todo realizado con material accesible a sus condiciones y con temas muy relacionados a sus vidas: sus problemas del día a día, autoretratos y sueños sobre este mundo. En general, muestran la esperanza de un mundo diferente.

Un mundo lleno de magia, fantasía y, claro, colores y arte. Pero más allá de todo eso, un mundo donde hay pleitos y donde el diálogo es la manera de tratar las diferencias, un mundo donde la gente no pelea por ‘migajas’ porque tiene una visión más grande, un mundo con libertad.

 

IMG_5665

Además del arte, la exihibición tiene su propio objetivo social. Todo lo que esta expuesto está a la venta y 50% de las ganancias se va directo a los artistas. También, puedes disfrutar de lo expuesto con una visita guiada por ex-prisioneros. Así, el arte no es sólo una expresión sino una perspectiva diferente. La exhibición per se es una puerta abierta a nuevas perspectivas de prisioneros y pacientes de hospitales. En cierta forma, es la ‘Humanización’ que defiente Hofstede (1982), la que incluye la voz de aquellos que quieren ser humanizados.

Definitivamente, una gran lección para los tiempos en los que estamos viviendo. Es tiempo de crear nuevas maneras de entendernos el uno al otro a través del diálogo. Siempre escuchando a la otra parte. Siempre sabiendo que hay belleza y arte en este proceso, en el otro lado y su propia forma de ver el mundo.

 

 

____________

HOFSTEDE, G. (1982) “Humanisation of Work: The Role of Values in a Third Industrial Revolution”. En ONDRACK, D. et TIMPERLEY, S. (1982) The Humanisation of Work, A European Perspective. London: Armstrong Publishing. pp. 215- 232

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s